Palabras preliminares

Desde mi época de estudiante hasta hoy, siempre he tenido las temáticas de la identidad regional y de la morfología tipográfica, como nortes de mi accionar disciplinar. Ambas temáticas las he ido desarrollando no siempre en forma conjunta, ni siempre en forma equilibrada, pero nunca han dejado de estar presente en mi trabajo, como elementos constitutivos de un todo íntimamente ligado al contexto social y natural del ser humano.

Hace un tiempo he tenido la fortuna de conocer el trabajo del Diseñador Juan Heilborn de Asunción del Paraguay, donde el encuentro de las temáticas de la identidad de región y de la forma tipográfica se tornan corpóreas en la fuente “E´a”. En el diseño de esta fuente, Juan Heilborn ha considerado básicamente la cuestión del bilingüismo en Paraguay, teniendo en cuenta que la Republica del Paraguay es, en Latinoamérica, el único país oficialmente bilingüe y que posee al guaraní como elemento fundamental de su identidad regional.

Fig. Fuente tipográfica “E´a”, Serif y San serif (Juan Heilborn, 2009) más info en “tipografia Paraguay”

Como planteo en el libro “Identidad Regional” (Redargenta, 2007), debemos tomar hoy el concepto de glocalización como un eje integrador que permita relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo. Pues al estar insertos en un contexto cultural que tiende a la uniformidad y la homogeneidad, producto del gran poder de los medios de comunicación e información, y del increíble avance de la tecnología, hace aparición en nosotros una fuerte tendencia defensiva, esgrimiendo el derecho a individualizarse.  Es aquí donde lo global y lo local se ponen en contacto. Nuestra tarea es que ese contacto no termine en choque, sino que sirva de fuente de poder y nos permita crecer. Es aquí donde el termino “glocal”, como unión de global y local, empieza a tener sentido.

Generalmente solo se ve en la globalización el proceso de centralización, y no se vislumbra que en esa misma mecánica puede producirse también un proceso de descentralización, por medio de la alteridad, los diálogos recíprocos y los entrelazamientos dentro de un marco de referencia global.

El concepto de glocalización fusiona la localización y la globalización, tratando de entender el proceso de transformación, articulando la dinámica global con la local. En otras palabras, hace referencia a la noción de globalizar lo local y de localizar lo global.

El discurso global-local exige que tengamos que referirnos a las identidades, en forma plural. Para definir la identidad hay que basarse en el reconocimiento, en la pertenencia, en la permanencia y la interacción social y simbólica. Entonces me reconozco, me reconocen, estoy en un lugar, poseo un espacio, creo y produzco en el mismo. Y como me reconocen, reconozco a los otros y me vinculo con ellos de diferentes maneras.

Por medio de Internet y la televisión tengo acceso inmediato a la comunicación e información mundial y por medio de la experiencia cotidiana tengo contacto con lo más autóctono de esta tierra. El poder relacionar en la práctica esos dos polos (global/local), aparentemente tan extremos, me permite discutir los lineamientos globalizadores, que en teoría, no admiten más que una visión uniforme y homogénea. Ese es el concepto que refuerza el hecho de que lo global y lo local son sin dudas inseparables.

Realizar en forma responsable nuestra labor como “comunicadores” y como “creadores de imagen” supone un gran compromiso con la sociedad que nos contiene. Compromiso que implica sumarnos al proceso global de manera tal, que podamos aportar nuestro enfoque regional y local. Es decir colocar el concepto básico y fundamental de glocalización como eje integrador para la construcción de nuestras identidades latinoamericanas.

Es posible desde nuestra profesión, trabajar con las tipografías, designándolas como un elemento dinámico de glocalización, en tanto consideremos a su estructura como vehículo de la carga global o universal, y a su apariencia como vehículo de la carga local. No significa esto que nuestra tarea se oriente a una suerte de aplicación de  maquillaje tipográfico, sino que debe ser una búsqueda de elementos identitarios con cualidades y atributos tangibles e intangibles, que apunten a solventar nuestros requisitos locales. Se trata de la manipulación de la morfología de la apariencia tipográfica según los requerimientos de las necesidades de las lenguas nativas, de las formas del habla local y del entrecruzamiento lingüístico y cultural tan propio de Nuestra América.

SePermiteElUsoSinFimesDeLucro_T&F

VolverAlMapa VolverArriba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s