Sistema clasificatorio multidimensional

Clasificación Tipográfica

-Hacia un sistema clasificatorio multidimensional-

 

El por qué de una clasificación tipográfica

            Para iniciar este tema es necesario preguntarse cual es el objetivo de una clasificación. Responder esta pregunta nos determinará el alcance de la clasificación, así como la profundidad del análisis y el estudio de los detalles y las particularidades.

Sin dudas un sistema de clasificación debe ofrecernos elementos que permitan realizar una correcta y efectiva descripción de las familias tipográficas. Esa descripción posibilitará el entendimiento de las particularidades y de los detalles sistémicos presentes en el programa de diseño de cada familia tipográfica.

 

Sistemas clasificatorios clásicos

En el transcurso de la historia se ha intentado sistematizar la manera de clasificar los tipos, así existen clasificaciones que han trascendido en el tiempo y que hoy podemos plantear como referencia para nuevos sistemas clasificatorios o como base para la adaptación de alguno de ellos.

En 1921 François Thibaudeau propone en Francia un sistema de clasificación tomando como referencia los contrastes de los trazos y la morfología de los terminales. Plantea entonces, una clasificación que comprende los siguientes grupos de tipografías:

Elzévir (Elzeviriana):

Presentan remates triangulares, trazos modulados y ligero contraste entre las astas. (Ejemplos: Garamond / Baskerville)

Didot (Didonas):

La mayor característica de este grupo es el fuerte contraste de claroscuro a partir de una gran diferencia de grosor entre los trazos, además de presentar un serif lineal o filiforme. (Ejemplos: Bodoni / Didot)

Egyptienne (Egipcias):

Las tipografías de este grupo exhiben unos serif cuadrangulares, de gran peso. No presentan gran diferencia entre sus trazos, llegando en algunas familias a presentar un trazo de grosor constante. (Ejemplos: Clarendon / Rockwell)

Antique (Antiguas):

Este grupo se distingue por la ausencia de serif y el grosor aparentemente constante de sus trazos. Su nombre proviene de la relación formal que presentan con las letras capitales griegas. (Ejemplos: Akzidenz Grotesk / Franklin Gothic)

Escritures (Escritas):

Este otro grupo engloba las tipografías cursivas (o script), es decir tipografías cuya apariencia está inspirada en las letras hechas a mano.

Fantaisies (fantasía):

En el grupo de las Fantaisies se encuentran las tipografías de rótulo o de impacto, donde el aspecto de la legibilidad no se ha tenido demasiado en cuenta.

En 1954, Maximilian Vox propone uno de los sistemas clasificatorios que más se ha utilizado hasta la actualidad y que sin dudas ha servido de base a un sinnúmero de nuevos modelos de clasificaciones. En su modelo clasificatorio Vox realiza una división histórica planteando tres grupos: Los caracteres clásicos o históricos; los caracteres modernos; y los caracteres de inspiración caligráfica

1- Caracteres Clásicos (o Históricos)

1.1. Humanas

1.2. Garaldas

1.3. Reales

2- Caracteres Modernos

2.1. Didonas

2.2. Mecanas

2.3. Lineales

2.3.1. Grotescas

2.3.2. Neo-grotescas

2.3.3. Geométricas

2.3.4. Humanistas

3- Caracteres de inspiración Caligráfica

3.1. Incisas

3.2. De escritura

3.3. Manuales

Hacia 1967 la Association Typographique Internationale (ATypI) y el Brithish Standards institution realizan una serie de modificaciones al modelo clasificatorio desarrollado por Vox, completándolo y proponiendo las denominaciones tanto en francés, inglés y alemán.

Planteando un sistema clasificatorio multidimensional

Mi propuesta es plantear un sistema clasificatorio generado de manera multidimensional. Este sistema permite contemplar, en un mismo análisis, diversas variabilidades de la apariencia tipográfica. Cuanto más visiones se establezcan en el análisis de la tipografía, más clara será la descripción de la misma, haciéndose mayor el entendimiento de las particularidades que la caracterizan.

Al clasificar una tipografía, lo que debemos hacer es analizar su identidad, ya que esta se hace evidente a los sentidos a través de las diferencias.

Para lograr que la clasificación multidimensional cumpla con un objetivo práctico y se facilite la visualización del sistema, me he restringido al uso de tres dimensiones, trabajando por lo tanto, sobre un cubo virtual que contempla los tres elementos esenciales que conforman la noción de identidad: la Naturaleza u origen, la Forma y la Función, es decir el pasado de la tipografía, su presente formal y el uso posterior para la que fue diseñada.

Existe siempre, entre la naturaleza, la función y la forma una interdependencia tan poderosa y efectiva que ocasiona que se determinen, se redefinan y se condicionen.

En una dimensión se analizará la naturaleza u origen del trazo, según las características de los tipos de letras: letra escrita o letra dibujada.

La naturaleza es la virtud, calidad o propiedad de la familia tipográfica, es origen, el elemento que permanece invariable y, específicamente, lo podemos relacionar con la parte tecnológica del desarrollo de creación, es decir si la tipografía tiene como base morfológica a modelos históricos de letra escrita, si posee técnica caligráfica o libre, si es dibujada de manera técnica o es dibujada en forma libre.

En otra dimensión se analizará la tipografía desde su objetivo de uso y su función. Por un lado se agrupan las tipografías que han sido concebidas para ser utilizadas en textos largos, es decir tipografías que deben ser leídas con facilidad, y en cuanto a su morfología, no deben llamar la atención. Y por otro lado se agrupan las tipografías de impacto o rótulo. Estas últimas son las tipografías que por sobre todo deben llamar la atención, ya sea que deban poseer buena legibilidad, como en una señalética o que actúen más como elemento identificador, con baja legibilidad desde lo tipográfico.

En una tercera dimensión se contemplará la morfología particular de la letra (detalles sistémicos de la apariencia tipográfica). Esta clasificación elemental está basada en características relacionadas con la anatomía de la letra, y si bien he tomado como referente la clasificación realizada por Maximilien Vox en 1954,  apunto a lograr una simplificación respecto a los estilos transicionales. La clasificación aquí propuesta reconoce cuatro amplios grupos o conjuntos básicos: Tipografías Serif (Con Serif o Roman), Tipografías Lineales (Sin Serif  o Paloseco), Tipografías Cursivas (Script) y Tipografías Decorativas (Graphic)

Será entonces, a partir del estudio de la naturaleza, de la función y de la forma que iremos recogiendo las señales de identidad que caracterizan a la fuente tipográfica analizada. Toda tipografía posee una forma perceptible y recordable, característica de su individualidad específica y es lo que la diferencia de las demás tipografías. Es así que podremos ir armando la identidad de la familia tipográfica analizada, de manera tal que nos permita describir al tipo de una manera eficaz y comprensible.

Un párrafo aparte merecen las Familias Seriales o Superfamilias, ya que las mismas superan todas las barreras de los grupos clasificatorios, sin embargo la forma de analizarlas será de la misma manera en que se realiza el análisis de una familia clásica, simplemente que las series familiares se ubicarán en diferentes compartimentos del sistema clasificatorio.

D.C.V. Eduardo Pepe

http://www.eduardopepe.com

SePermiteElUsoSinFimesDeLucro_T&F

VolverAlMapa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s