Archivo de la categoría: A modo de introducción

Introducción a la temática del diseño tipográfico

Bienvenidos

Tipos formales se propone como un portal de difusión de contenidos, sobre la teoría y la práctica del diseño tipográfico, a partir de una visión Latinoamericana. Dice Vicente Lamónaca: “La visión latinoamericana que plantea Eduardo Pepe no es infantilista para nada. No apabulla con una visión de postal para turistas. Simplemente da su visión de la tipografía. Visión que es necesariamente latinoamericana, hasta el alma. Y no hay que explicar más nada sobre ello.” (ver prólogo del libro Tipos Formales: la tipografía como forma) Tipos formales no hace referencia a la formalidad como sinónimo de seriedad, sino que refiere a “la tipografía como forma”, a la morfología de la letra como elemento sustancial de la expresividad tipográfica.

156_DesarrolloDeFuenteTelteca

Desarrollo de la tipografía “Telteca” (EGP)

Es importante tomar al presente portal web, no como artículos independientes sino como una totalidad, pues esa ha sido mi idea al concebirlo (ver mapa del blog). Parte del  material presentado en este sitio, ha sido editado en formato de libro, bajo los títulos Tipografía expresiva (Eduardo G. Pepe/2008. Redargenta ediciones, Buenos Aires) y Tipos Formales (Eduardo G. Pepe/2011. Ediciones de la Utopía, Mendoza), por lo que todo el contenido está resguardado por derechos registrados, marcas registradas y otros derechos de propiedad intelectual. El portal se encuentra dividido en categorías, donde presento a la tipografía desde su uso, su función y su morfología. En la categoría Formación voy presentando artículos con un tratamiento didáctico sobre algunos puntos que creo fundamentales en esta temática, basado en el material que he ido desarrollando para las cátedras de Diseño Tipográfico y de Tipografía 1 de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo, de las que soy Titular y Adjunto a cargo, respectivamente. La sub-categoría Consideraciones básicas trata sobre conceptos esenciales de la temática tipográfica, mientras que en Expresividad tipográfica, los escritos publicados hacen referencia al diseño con tipografía, acercando una serie de conceptos elementales e imprescindibles para la realización de piezas gráficas. Allí planteo la intervención tipográfica como refuerzo del mensaje. En la otra sub-categoría, Diseño tipográfico, las diferentes entradas son apuntes de aproximación al diseño de tipografía, tratando en forma particular la temática de la generación de fuentes y la manipulación de la morfología tipográfica, en relación a su función.

156_DesarrolloDeFuente

Vectores de la familia serial “Cetrino” (EGP)

En la categoría Galería, iré mostrando trabajos míos de diseño tipográfico y comentando otros trabajos interesantes. Finalmente, el sitio cuenta además, con un glosario de términos, de gran necesidad en este tipo de temáticas donde existen numerosos términos específicos.

Absolutamente todo lo planteado por mí en este portal web deja abierta la posibilidad de ser discutido, ya que corresponde a opiniones propias basadas en trabajos, tratados y estudios de profesionales e investigadores, en una amplia bibliografía temática y en la práctica concreta de la profesión.

Eduardo Gabriel Pepe

Diseñador en Comunicación Visual (U.N. La Plata) / Profesor Titular Diseño Tipográfico (FAD-U.N. Cuyo) / Profesor Adjunto Tipografía 1 (FAD-U.N. Cuyo) /Coordinador Carrera Diseño Gráfico (I.E.S. Manuel Belgrano, Mza) / Profesor de Diseño en Comunicación Visual 1 y de Tipografía (Carrera Diseño Gráfico, I.E.S. M. Belgrano, Mza), Profesor de Diseño Básico y de Tipografía (Carrera Diseño Multimedial, I.E.S. M. Belgrano, Mza). www.eduardopepe.wordpress.com

Anuncios

Palabras preliminares

Desde mi época de estudiante hasta hoy, siempre he tenido las temáticas de la identidad regional y de la morfología tipográfica, como nortes de mi accionar disciplinar. Ambas temáticas las he ido desarrollando no siempre en forma conjunta, ni siempre en forma equilibrada, pero nunca han dejado de estar presente en mi trabajo, como elementos constitutivos de un todo íntimamente ligado al contexto social y natural del ser humano.

Hace un tiempo he tenido la fortuna de conocer el trabajo del Diseñador Juan Heilborn de Asunción del Paraguay, donde el encuentro de las temáticas de la identidad de región y de la forma tipográfica se tornan corpóreas en la fuente “E´a”. En el diseño de esta fuente, Juan Heilborn ha considerado básicamente la cuestión del bilingüismo en Paraguay, teniendo en cuenta que la Republica del Paraguay es, en Latinoamérica, el único país oficialmente bilingüe y que posee al guaraní como elemento fundamental de su identidad regional.

Fig. Fuente tipográfica “E´a”, Serif y San serif (Juan Heilborn, 2009) más info en “tipografia Paraguay”

Como planteo en el libro “Identidad Regional” (Redargenta, 2007), debemos tomar hoy el concepto de glocalización como un eje integrador que permita relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo. Pues al estar insertos en un contexto cultural que tiende a la uniformidad y la homogeneidad, producto del gran poder de los medios de comunicación e información, y del increíble avance de la tecnología, hace aparición en nosotros una fuerte tendencia defensiva, esgrimiendo el derecho a individualizarse.  Es aquí donde lo global y lo local se ponen en contacto. Nuestra tarea es que ese contacto no termine en choque, sino que sirva de fuente de poder y nos permita crecer. Es aquí donde el termino “glocal”, como unión de global y local, empieza a tener sentido.

Generalmente solo se ve en la globalización el proceso de centralización, y no se vislumbra que en esa misma mecánica puede producirse también un proceso de descentralización, por medio de la alteridad, los diálogos recíprocos y los entrelazamientos dentro de un marco de referencia global.

El concepto de glocalización fusiona la localización y la globalización, tratando de entender el proceso de transformación, articulando la dinámica global con la local. En otras palabras, hace referencia a la noción de globalizar lo local y de localizar lo global.

El discurso global-local exige que tengamos que referirnos a las identidades, en forma plural. Para definir la identidad hay que basarse en el reconocimiento, en la pertenencia, en la permanencia y la interacción social y simbólica. Entonces me reconozco, me reconocen, estoy en un lugar, poseo un espacio, creo y produzco en el mismo. Y como me reconocen, reconozco a los otros y me vinculo con ellos de diferentes maneras.

Por medio de Internet y la televisión tengo acceso inmediato a la comunicación e información mundial y por medio de la experiencia cotidiana tengo contacto con lo más autóctono de esta tierra. El poder relacionar en la práctica esos dos polos (global/local), aparentemente tan extremos, me permite discutir los lineamientos globalizadores, que en teoría, no admiten más que una visión uniforme y homogénea. Ese es el concepto que refuerza el hecho de que lo global y lo local son sin dudas inseparables.

Realizar en forma responsable nuestra labor como “comunicadores” y como “creadores de imagen” supone un gran compromiso con la sociedad que nos contiene. Compromiso que implica sumarnos al proceso global de manera tal, que podamos aportar nuestro enfoque regional y local. Es decir colocar el concepto básico y fundamental de glocalización como eje integrador para la construcción de nuestras identidades latinoamericanas.

Es posible desde nuestra profesión, trabajar con las tipografías, designándolas como un elemento dinámico de glocalización, en tanto consideremos a su estructura como vehículo de la carga global o universal, y a su apariencia como vehículo de la carga local. No significa esto que nuestra tarea se oriente a una suerte de aplicación de  maquillaje tipográfico, sino que debe ser una búsqueda de elementos identitarios con cualidades y atributos tangibles e intangibles, que apunten a solventar nuestros requisitos locales. Se trata de la manipulación de la morfología de la apariencia tipográfica según los requerimientos de las necesidades de las lenguas nativas, de las formas del habla local y del entrecruzamiento lingüístico y cultural tan propio de Nuestra América.

SePermiteElUsoSinFimesDeLucro_T&F

VolverAlMapa VolverArriba

Introducción a la temática tipográfica

En la actualidad resulta sumamente difícil, estando en un contexto urbano, no tener un contacto directo y persistente con las tipografías. Ellas nos acompañan sin que tomemos conciencia de ello, en casi todo momento. Son parte integrante e inherente de la vida de cada uno. Ellas están junto a nosotros más de lo que creemos, día a día, desde el momento mismo en que nos despertamos.

07:00 horas: Suena un timbre y mis ojos ven una serie de números heptasegmentarios que indican desde el despertador, en cuyo frente se lee: “Dream Machine”, que es hora de levantarse.

Lavo mis dientes con un cepillo que posee inscripto en su mango su logotipo en tipografía bold itálica. Utilizo “Crema Dental con Flúor, Triple acción, menta original” que “Ayuda a proteger contra los gérmenes con cada cepillada” y me aplico desodorante “Deo Body Spray” que por supuesto “no daña la capa de ozono”.

Coloco en mi muñeca el reloj “Water resistent Quartz” que indica la hora con números modernos, sin serif, en bol italic.

Aprieto “on”, para encender mi “ipod docking multimedia audio micro system”.

Hojeo mi “Agenda”. Visualizo los días: “Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo”. Letras, números y palabras me indican lo qué deberé afrontar en el transcurso del día.

Preparo el mate “recuerdo de Entre Ríos” con “Yerba Mate elaborada con palo”. Desde la tapa del termo las palabras “Open / Close” me indican si el pico está en condiciones para cebar mi primer mate.

Leo los titulares del diario. Cuerpos grandes, en negrita. Me detengo en el copete de algunas notas y en los epígrafes de ciertas fotos.

Enciendo mi “Wind notebook”, “Computers, Intel inside Pentium M” y escribo estas palabras…

En el transcurso de esta rápida descripción, de un breve y apacible momento de la vida, sin dudas, una infinidad de letras y palabras han pasado frente a mis ojos sin siquiera prestarles atención. Es que nuestra convivencia con las tipografías es de tal cotidianeidad, que en la mayoría de los casos no nos damos cuenta que estamos conviviendo con un número inmensamente grande de ellas.

Como ejercicio, simplemente es necesario echar un vistazo a nuestro alrededor y observar todos los números, letras, siglas y palabras que aparecen rondando nuestra humanidad. De esa manera tomaremos conciencia de la enormidad de elementos tipográficos que tenemos presentes en nuestras vidas.

Pues entonces… al trabajar con un elemento casi omnipresente, tan ricamente expresivo y comunicativo, como es la tipografía, debemos tomar conciencia que desde la disciplina del diseño es posible modificar y, porqué no, mejorar de alguna manera nuestro entorno.

Es factible por lo tanto, aunque sea en forma muy modesta, intervenir sobre el contexto que nos identifica, sobre el contexto que nos da sentido de pertenencia y nos permite vislumbrar un futuro mejor.

Sería un acto de soberbia, sin dudas, pensar que nuestro destino como seres humanos depende del diseño y la tipografía. Pero como diseñadores no podemos dejar de dar respuestas y soluciones coherentes a la problemática de la relación del hombre con el hombre, del hombre con su medio ambiente y del hombre con su hábitat cultural.

D.C.V. Eduardo Pepe

http://www.eduardopepe.com

LegalBlog_TF2014

VolverAlMapa